jueves, 10 de enero de 2013

La Otra Historia


El poder de la fe es como un motor que podría mover una montaña, de igual forma hay creencias que definitivamente así como pueden ayudarnos también pueden destruirnos, esto hace importante cuidarnos de no caer en fanatismos, y tomar en cuenta el consejo de Chimamanda Adichie de no quedarnos con una sola historia porque podríamos perdernos la oportunidad de conocer la verdad completa.

Lo que puedo compartir porque lo viví es que al asistir a un evento especial en una sala de cine, donde habíamos cerca de 600 personas, René Mey realizó junto con todos los presentes una meditación, y aunque pueda parecer difícil de creer, vi una persona sentada cerca de mi que particularmente llamo mi atención porque... De no poder mover las articulaciones de sus manos por una artritis reumática severa, inmediatamente fue capaz de realizar movimientos suaves y ahora incluso vende sus trabajos tejidos.

Milagro, sanación, fe o casualidad… no lo se, pero a ella le hizo bien asistir a esa presentación.

Han pasado algunos años desde ese encuentro y para mi fortuna conservo la amistad con Sarita, la persona a la que me refiero en el párrafo anterior, y se que desde ese momento su vida cambió de manera determinante, convivir con ella es un placer pues su actitud siempre alegre, positiva y amorosa para con todos la convierte en un maravilloso ejemplo de vida a sus 73 años.

Sin embargo, Rene Mey tiene una historia cuestionable, quizás porque como todos los humanos, es un ser complejo, lleno de controversias y contradicciones. Aquí tienen un par de enlaces que me proporciono MrFakehunter33 producto de una conversación que sostuvimos en mi canal de YouTube

René Mey, el éxito de un « sanador » francés en México (Dossier – Videos) | Le Grand Journal du Mexique http://bit.ly/VUDcwY





1 comentario:

Tu opinión es importante para mi, gracias por comentar!

Alto al Spam

Estimados lectores, el acoso de los spammers ha aumentado considerablemente por lo que debo tomar algunas medidas restrictivas. Por favor, procure que sus comentarios estén relacionados con la entrada, comente con su nombre y no ponga enlaces si no son relevantes, si lo hace, agradeceré que sean inactivos. Espero contar con su comprensión.