miércoles, 14 de enero de 2015

Sordera emocional


Después de mi publicación de ayer "No hay peor sordo que el que no quiere oír" alguien me pregunto que es la sordera emocional y voy a tratar de explicarla con más detalle en esta nota.

La sordera se define como la ausencia o disminución de la facultad de oír, y generalmente va relacionada con algún problema anatómico o fisiológico de nuestro sistema auditivo, dicho de otra manera, con el aspecto físico de la audición, pero la sordera también puede aplicarse a nuestras emociones. Es decir, se puede ser emocionalmente sordo.

Así como hay personas con un excelente oído, y hasta algunas a las que se le dice que cuentan con un extraordinario oído musical porque son capaces de identificar con mucha precisión diversos sonidos, armonías y hasta sus distintas tonalidades, así también hay quienes son sumamente sensibles y son capaces de percibir en sí mismos y en los demás diversas emociones y estados de ánimo.

Al igual que los problemas auditivos físicos, la sordera emocional también podría presentarse en diferentes medidas. Es así que quienes poseen una alta sensibilidad podrían calibrar  el tono exacto de una emoción, por ejemplo identificar la ira o la tristeza desbordada en su corazón, con razón justificada o sin ella, o la decepción o el desprecio en el rostro de un amigo.

Se puede nacer con problemas de audición - por algún misterio de la genética,- pero emocionalmente hablando, algunos de nosotros simplemente nacemos con una paleta emocional más moderada. La emoción está presente, pero algo distante y esto afecta nuestro modo de interactuar socialmente.

Un caso poco conocido es el de las personas con síndrome de Asperger, en cierta medida parecida al autismo, en el que las personas se tornan demasiado concentradas u obsesivas  con un solo objeto o tema e ignoran todo los demás.

Por otra parte, así como la sordera física también puede ser causada por un accidente o lesión - lo mismo puede suceder con la sordera emocional, es decir, cuando se experimenta un trauma, por la indiferencia de los demás, la negligencia, la intimidación,  pena, o una alteración importante en nuestro medio ambiente, es factible abrumar nuestras emociones hasta el punto que nos volvemos insensibles. Nuestros sentimientos se estiran más allá de la tolerancia, y así nuestra conciencia de ellos se cierra por un tiempo como un mecanismo de protección.

Cualquiera que sea la causa, la gravedad o la duración de la sordera emocional, puede manifestarse como la incapacidad de sentir impidiéndonos relacionarnos con los demás y reaccionar adecuadamente.

Cuando ignoramos, negamos o minimizar nuestras emociones, estas no desaparecen. No por estar confundidos, sobrecargados o tan maltratados por la vida, al grado que no podemos reconocer lo que sentimos, las emociones dejan de existir. Nuestros sentimientos pueden disfrazarse o esconderse de la vista, pero ahí están, solo que no los escuchamos.

Al igual que para una persona con una audición física deficiente existen alternativas como el uso de audífonos, quienes padecen sordera emocional pueden aprender a escuchar mejor. Y en la medida que aprendamos a escucharnos y escuchar  a los demás podremos ir identificando con más claridad el tono, la frecuencia, la urgencia y el sentido de la emoción.

Todo el mundo sabe lo satisfactorio que es escuchar y ser escuchado, esto crea una sensación de calma, de seguridad, de control. El escuchar bien a otra persona es un gran regalo para ellos, pero también es un regalo maravilloso que podemos darnos a nosotros mismos.

Al prestar atención a lo que sentimos, tomarlo en serio, intentando comprender el significado de nuestros sentimientos, podemos aprender a controlarnos, calmar nuestros propios miedos, y construir nuestra propia capacidad de recuperación.

Cualquiera que sea la agitación emocional en nuestras vidas, hacer oídos sordos nunca conducirá a la tranquilidad. Sólo escuchando profundamente podemos resolver lo que nos preocupa. 

Para saber sobre audífonos y otras alternativas para atender problemas de audición pude visitar esta web: http://www.audifonofactory.com/



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para mi, gracias por comentar!

Alto al Spam

Estimados lectores, el acoso de los spammers ha aumentado considerablemente por lo que debo tomar algunas medidas restrictivas. Por favor, procure que sus comentarios estén relacionados con la entrada, comente con su nombre y no ponga enlaces si no son relevantes, si lo hace, agradeceré que sean inactivos. Espero contar con su comprensión.