jueves, 9 de marzo de 2017

Tres maneras de tratar con personas negativas



Cotidianamente nos encontramos con un bombardeo de información negativa que suele contaminar nuestro pensamiento y corazón, defendernos de ello para mantener nuestra actitud positiva es una de nuestras principales tareas diariamente.

Esto es fácil cuando se trata del televisor, la radio, el periódico, la revista, etc., simplemente apagamos el dispositivo o cerramos la impresión, pero parece que se vuelve algo más complicado cuando se trata de personas con las que convivimos regularmente.

En días pasados estaba en una reunión de amigos en torno a una carne asada, y con los sucesos que han estado ocurriendo no solo localmente, es imposible evitar los comentarios relacionados, en muchos casos en sentido negativo que con frecuencia se hacen sin tener un verdadero fundamento, tal fue el caso de José, quien se expresó diciendo que en esta ciudad todos los que trabajan en el gobierno son unos ladrones.

No pude evitar sentirme molesta por este comentario, pues en lo personal he tenido experiencias muy positivas con las personas que he tratado a nivel local. En muchos casos, personas amables, serviciales, capaces y atentas.

Así que como no se estaba de acuerdo con los hechos o comentarios me pregunte: ¿Qué hacer con respecto a un pensamiento negativo de otra persona? ¿Qué se puede hacer cuando se trata de gente negativa?

Tres maneras de tratar con personas negativas

1. Cuestionar.

Algunas preguntas pueden ayudar a que las personas enfoquen sus observaciones de manera más constructiva; cuando alguien está atrapado en el pensamiento negativo a menudo generalizar sus declaraciones. Entonces es una buena idea para hacerles preguntas para aclarar lo que significan sus comentarios.

Por ejemplo, si mi amigo dice que todos los perros son agresivos yo le preguntaría:

¿Todos los perros, o los perros grandes - pequeños? Todos los perros o ciertas razas? ¿De acuerdo con quién? ¿En qué tipo de situaciones?

De esta manera es posible cambiar la perspectiva de la persona negativa, de una reacción generalizada a una opinión más específica. Esto aliviará algo de la negatividad y la intensidad de su estallido.

2. Dejar ir.

Es decir "Soltar", no intentar controlar las opiniones de la gente que nos rodea, no importa qué tan negativas sean. Podríamos hablar con la persona negativa y utilizar nuestras habilidades de persuasión para ayudarle a lograr una perspectiva más positiva, sin embargo, recuerde que cada uno de nosotros tiene derecho a ser negativo, a estar equivocado, o a ser inexacto!

Una vez que acepte esto no será tan estresante escuchar a las personas que son negativas, dejando a un lado el querer cambiarlas. Irónicamente cuando se deja de tratar de cambiar a la gente y sienten que son aceptadas, es más fácil influir en ellas.

3. Elegir ser positivos.

Cuando las personas que nos rodean son negativas a veces la cosa más fácil que se puede hacer es participar. No necesariamente los demás nos tienen que dar la razón, no es necesario llevar la delantera o imponerse. Solo sea usted mismo.

Encuentre la manera natural de mantener una actitud positiva. Busque los aspectos provechosos de la situación y déjelos salir en la conversación. Pregúntese cómo se puede utilizar esta oportunidad para ser mejores.


Ser positivo siempre será una opción, incluso cuando los que nos rodean han sido arrastrados por las aguas turbias de la negatividad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para mi, gracias por comentar!

Alto al Spam

Estimados lectores, el acoso de los spammers ha aumentado considerablemente por lo que debo tomar algunas medidas restrictivas. Por favor, procure que sus comentarios estén relacionados con la entrada, comente con su nombre y no ponga enlaces si no son relevantes, si lo hace, agradeceré que sean inactivos. Espero contar con su comprensión.