lunes, 4 de mayo de 2015

Cosas importantes acerca de las creencias


Hay un montón de cosas que debemos saber acerca de las creencias,  de ellas hemos comentado en este blog, cosas como… Qué son, de dónde vienen, cómo nos las dieron, por qué creemos y que es lo que creemos.

Todo esto es importante. ¿Por qué? Debido a que nos ayudará a conocernos mejor a nosotros mismos, y cuanto mejor nos conozcamos, más capaces seremos como individuos para controlar, modificar y mejorar nuestra realidad.

Así es que el primer paso para hacer cambios en nuestras vidas en cualquier ámbito es descubrir lo que realmente creemos acerca de este tema.

Algo muy importante a saber sobre las creencias es que pueden ser cambiadas. Es muy común que las personas asuman que están destinados a ser tal o cual cosa para el resto de su vida, del tema que sea, por ejemplo, deportes, profesiones, y hasta de sexo, o que tienen que sufrir forzosamente ciertas consecuencias por pertenecer a alguna religión, raza o tener alguna convicción política, etc. Las creencias son más flexibles que eso. De hecho, un ser humano puede creer casi cualquier cosa, y, más importante aún, esas creencias van a crear un cierto patrón de los comportamientos, pensamientos y sentimientos. Lo que nos lleva al siguiente punto ...

Las creencias son la base para todo lo que hacemos, sentimos y pensamos. Entender y aceptar esto es sumamente importante, ya que ellas son el gas en el motor de nuestras vidas. Sin ellas, no pasaría nada. Si usted no me cree, analice su comportamiento. ¿Cómo se gana la vida?, ¿Por qué eligió ese trabajo o carrera en particular?, lo más probable es que usted cree que es lucrativa, que vale la pena, que es útil, necesaria, o divertida. Casi cualquier adjetivo podría caber en este espacio.

También hay quienes sienten que no eligieron su profesión, y que se vieron obligados por alguna circunstancia a tomar tal o cual trabajo para sobrevivir. Si bien es una situación aparentemente diferente, aquí de igual manera prevalece una determinada creencia de porqué eligieron ese trabajo. En pocas palabras, ellos creyeron que no tenían otra opción. Contenciosamente, ellos creen que son víctimas en el mundo, que los acontecimientos de sus vidas les suceden de manera irremediable. Es cierto que hay momentos en la vida de todos cuando se producen factores externos y una vida se transforma para siempre, pero es una buena idea recordar que siempre tenemos opciones. Y que pueden ser más o menos difíciles, más o menos claras, pero no obstante, siempre están ahí.

Lo más importante acerca de casi todas las creencias es que no son ciertas. Lo sé, lo sé. Esto puede ser una píldora muy difícil de tragar, pero eso es sólo porque estamos involucrados con nuestras creencias, y las aceptamos como únicas y verdaderas  olvidándonos de la relatividad.

Independientemente de cómo se sienta con esto, es real. Casi todas las creencias no son ciertas, y no me refiero a decir que son falsas, porque esto está más allá de la dicotomía bipolar de la justicia. Las creencias no tienen que operar en el mundo del mal y del bien, o de lo correcto o incorrecto,  aunque es muy común que las ubiquemos en alguno de esos extremos. Y si se fija bien en el mundo, se puede ver que la mayor parte del sufrimiento humano se deriva de la rigidez en la aplicación de estos valores sobre las creencias, una persona piensa que sus creencias son las correctas, por lo que todo el que piensa diferente esta equivocado.

El hecho es que podemos esforzarnos por demostrar que tenemos rezón respecto a algo, sin embargo, no siempre obtendremos buenos resultados pues el mundo es más complejo y requiere de una forma más flexible de ser. Para algunos esto es obvio, pero para otros esto puede sonar como la declaración más herética que han escuchado. Si se da cuenta de que sus creencias no son objetivamente verdaderas, que han sido regaladas a usted desde el mundo a su alrededor a medida que creció y maduró, entonces usted también puede darse cuenta ahora que pueden ser alteradas.

Como ya lo hemos dicho, sus creencias determinan todo de usted por lo que el primer paso para vivir una vida diferente o incluso ser una persona diferente es cambiar sus creencias. Parece una tarea de enormes proporciones pero la verdades es bastante simple, y lo más seguro es que usted ya lo ha hecho y no una, sino varias veces en su vida sin ser consciente de ello.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para mi, gracias por comentar!

Alto al Spam

Estimados lectores, el acoso de los spammers ha aumentado considerablemente por lo que debo tomar algunas medidas restrictivas. Por favor, procure que sus comentarios estén relacionados con la entrada, comente con su nombre y no ponga enlaces si no son relevantes, si lo hace, agradeceré que sean inactivos. Espero contar con su comprensión.