lunes, 24 de octubre de 2016

Las creencias creativas


Un conocido, un amigo o un amante le puede preguntar… ¿Me crees? . El sentido de tal pregunta es que su amigo quiere que confíe en él o ella sin muchos cuestionamientos.

Para aceptar una creencia como un conocimiento, se requiere satisfacer ciertos patrones del pensamiento lógico y el razonamiento,  es decir,  una verdad necesita de evidencias, de hacer conscientes plenamente muchos de los aspectos tangibles de lo que se sabe; mientras que una creencia está más o menos divorciada de pensamiento racional. Por ejemplo, las creencias religiosas o la creencia en Dios mismo, no puede ser ratificado por nuestras habilidades de razonamiento. Está más allá del pensamiento lógico.

Pero no todo el mundo es consciente de sus propias creencias. Muchas de sus creencias trabajan desde el nivel subconsciente de la mente y con frecuencia afectan el equilibrio psíquico, emocional, social y cognitivo. Por ejemplo, uno puede creer que no es bueno para nada. Una chica puede creer que ella es muy hermosa cuando en realidad no lo es. El marido puede creer que su esposa lo engaña. Estas personas no saben que tales creencias falsas darán paso a la formación de una imagen propia muy frágil que puede obstaculizar su desarrollo personal. Nuestras creencias acerca de nuestros familiares y nuestros compañeros de trabajo también juegan un gran papel en nuestra tranquilidad.

Una falsa creencia, sea la que sea, es el resultado de interpretar la realidad a través de algún filtro erróneo que hemos aceptado como un conocimiento. Estas creencias se estrechan limitando nuestra visión y al igual que los prejuicios, nos impiden tener una respuesta realista a los diversos acontecimientos de la vida. 

Las falsas creencias actúan como plagas en nuestro sistema cognitivo. Como material indigesto que estropea el buen funcionamiento de nuestro patrón de pensamiento.

Entonces, ¿cuál es el remedio? 

Distinguir sus creencias de su conocimiento. Para ponerlo en términos concretos, el hecho de que "tengo dos hijos" es una parte de su conocimiento. Sin embargo, "los estadounidenses son belicistas" es una parte de su creencia. Reconocerlo puede hacer la diferencia. La creencia es en gran medida una elección. Usted es libre de creer cualquier cosa y vivirá con ello.

Si se examina de cerca usted mismo, podrá ver que casi todos los pensamientos negativos o su diálogo personal negativo tiene sus raíces en las creencias internas de las que no tiene elementos para ratificarlas como un conocimiento.

Las personalidades altamente creativas, en particular los científicos, están constantemente ocupados en la transformación de las creencias en conocimiento transmisible. La conversión de creencias en formas tangibles de conocimiento es la característica de personalidades creativas. Para lograrlo es necesario sopesar sus creencias, recoger pruebas, evidencias y tratar de convertir esas creencias en hechos, hacerlos parte de su conocimiento, a la vez que debe estar dispuesto a renunciar a las creencias irracionales.

Sus creencias darán paso a conocimientos creativos. Se requiere ser lo suficientemente humilde para soltar sus creencias sobre sí mismo, su cónyuge, su medio ambiente, etc., y sin duda alguna esto lo ayudará a avanzar. Una vez que sus creencias se prueban como válidas, o se desechan como falsas, usted está asegurando el dinamismo en sus relaciones, y todo esto con seguridad va a enriquecer su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para mi, gracias por comentar!

Alto al Spam

Estimados lectores, el acoso de los spammers ha aumentado considerablemente por lo que debo tomar algunas medidas restrictivas. Por favor, procure que sus comentarios estén relacionados con la entrada, comente con su nombre y no ponga enlaces si no son relevantes, si lo hace, agradeceré que sean inactivos. Espero contar con su comprensión.