lunes, 6 de julio de 2015

Todas las creencias son relativas


La relatividad de las creencias suele hacerse muy clara cuando se viaja. Por ejemplo, al llegar a otro país, o un lugar distante a su entorno común, quizás usted se encuentre en un mundo que cree diferente al suyo. Tal vez experimente lo que la gente llama el choque cultural, que no es otra cosa que un caso grave de enfrentamientos de creencias.

Tratando de ser ilustrativa, imaginémonos en la India, donde vemos que la gente come con sus manos, y esto pueden ser incómodo o extraño, pero hay una creencia que genera ese comportamiento. Muchos indios creen que la comida sabe mejor si se le ofrece a la boca con la mano desnuda. Obviamente, esta es una creencia subjetiva, y por eso no podemos decir que es verdadera o falsa para cualquiera que no sea nosotros mismos.

Con suficiente exposición a creencias que no son nativas de su mente, pronto se dará cuenta de esta relatividad por sí mismo, y entonces realmente ganará una perspectiva poco común en este mundo. Por supuesto, a veces es difícil porque usted estará rodeado de personas que insisten en que sus creencias son las "correctas" y todo el que piensa diferente esta 'mal'. Pero si llega a este punto, usted tendrá una mayor libertad, porque una vez que se de cuenta de que todas las creencias son relativas, al poco tiempo, usted desarrollará la capacidad de escoger y elegir.

Usted realmente va a ser capaz de elegir las creencias que le sean más útiles y dejará ir aquellas que no están en su mejor interés. Por supuesto, se trata de un nuevo mundo, y puede ser aterrador, pero esta tan lleno de sorpresas que pronto puede ser abrumado con oportunidades muy positivas.

Los viajes son una buena manera de aprender acerca de la relatividad de creencias, es verdad; puede ser la manera más fácil, pero también puede ser una de las más difíciles y extremas. Por citar otro ejemplo, una vez que usted se encuentre en la China continental, donde nadie habla español piense en lo difícil que sería encontrar algo específico, a pesar de la creencias.


Aparte de los viajes, hay otras maneras para aprender a ver la relatividad de las creencias, por ejemplo, asistir a reuniones sociales, tomar cursos con compañeros multi-étnicos, observar grupos de diferentes edades, conversar con personas mayores, en fin, simplemente dándose la oportunidad de interactuar y conocer a otras personas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para mi, gracias por comentar!

Alto al Spam

Estimados lectores, el acoso de los spammers ha aumentado considerablemente por lo que debo tomar algunas medidas restrictivas. Por favor, procure que sus comentarios estén relacionados con la entrada, comente con su nombre y no ponga enlaces si no son relevantes, si lo hace, agradeceré que sean inactivos. Espero contar con su comprensión.