lunes, 16 de octubre de 2017

Proyecto de Vida

Para entender el proyecto de vida de una persona es necesario primero entender que una persona es alguien dinámico y multifacético.

Cada persona se desempeña en diferentes niveles y en diferentes roles según sean sus circunstancias.

La “toma de decisiones” con respecto a lo que tenemos y lo que queremos, adquiere una gran trascendencia para la mayoría de las personas ya que una decisión “mal tomada” puede llevar a alguien a la incertidumbre reactiva, la culpa o la frustración.

A veces es muy difícil separar del proyecto de vida personal, el proyecto de pareja, o el proyecto familia; sin embargo, los tres temas son tan amplios en su contenido que se hace necesario segmentarlos si se busca tener objetivos claras y alcanzables.

Momento a momento estamos escribiendo una nueva hoja en el libro de nuestra vida; sin embargo, aun cuando no sabemos cuántas hojas le quedan a nuestro libro, nos vemos proyectados invariablemente hacia nuestro futuro, a veces con más certeza, a veces con mayor incertidumbre, pero casi siempre queriendo que ese futuro sea bueno, profundo o significativo... Y en torno a ello tomamos nuestras decisiones.

Un proyecto personal de vida es muy dinámico, no así preciso, pero no por ello deja de requerir algunos elementos como: metas y propósitos, disciplina, pero también flexibilidad, sentido común e inteligencia, elementos medibles o cuantificables que nos permitan verificar nuestros avances y logros, y por supuesto, autoestima, amor y espiritualidad.

Por eso es importante darnos la oportunidad de hacer un alto en el tren de vida que lleva cada uno, y reflexionar a cerca del punto en el que cada quién se encuentra. En dónde está y hacia dónde se quiere dirigir, además de revisar sus intenciones positivas y sus estrategias para desarrollarlas.

Por ejemplo, el caso de mi amiga Eliza, quien se ha propuesto alcanzar una vida más saludable y alejarse de dañinas dependencias, ha incluido en su proyecto personal visitar algunas clinicas de rehabilitacion de drogas, y para ello ha pedido el apoyo de los miembros de su familia, todos ellos tienen también sus proyectos personales, sin embargo,  desean  participar en esta tarea asumiéndolo como un objetivo del grupo familiar, en la búsqueda de una mayor armonía y salud para todos.

Así pues, un proyecto de vida tiene múltiples facetas, dependiendo de nuestras circunstancias, intereses necesidades e incluso edad. No debe perderse de vista que todo proyecto de vida debe ayudarnos a alcanzar la felicidad, la autoestima, la independencia, nuestro crecimiento y desarrollo, así como  ampliar nuestra conciencia individual y universal.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para mi, gracias por comentar!

Alto al Spam

Estimados lectores, el acoso de los spammers ha aumentado considerablemente por lo que debo tomar algunas medidas restrictivas. Por favor, procure que sus comentarios estén relacionados con la entrada, comente con su nombre y no ponga enlaces si no son relevantes, si lo hace, agradeceré que sean inactivos. Espero contar con su comprensión.