lunes, 3 de noviembre de 2014

Es posible cambiar nuestra realidad


El mundo está hecho de creencias. Todo lo que vemos, oímos, tocamos, saboreamos y sentimos se crea a partir de la interpretación de las creencias. 

Algunos de ellas son únicas y personales, pero la mayoría se originan en nuestro entorno. Usted nació en un mundo lleno de creencias, y a medida que creció y se socializo, también acepto esas creencias como verdaderas. 

Básicamente, todos vivimos en un mundo construido por las ideas de los demás, y en algún lugar en el camino, las hemos tomado como propias. Nos hemos puesto de acuerdo con las creencias y las consideramos como 'la verdad'. 

A medida que crecemos, es muy común olvidar que hemos aceptado estos sistemas de creencias como la respuesta "correcta". Nos olvidamos de que son subjetivas y maleable. 

Entonces, en algún momento de nuestras vidas, por cualquier razón, decidimos cambiar algo sobre nosotros mismos, por ejemplo: perder peso, ganar más dinero, encontrar un socio, dejar un socio, tener más compasión, ser más inteligente, hacer más trabajo, y es ahí cuando de repente recordamos nuestro sueños.

Esta motivación para mejorar es una característica fundamental de la conciencia. Trabajamos duro para hacer estos cambios, luchamos contra nosotros mismos, con la esperanza de superar una vida de condicionamiento y hábitos. 

A veces, tenemos éxito, pero la mayoría de las veces después de algunas horas, días o semanas, volvemos de nuevo a nuestros viejos patrones familiares. 

Pero… ¿qué es lo que nos impide transformarnos en la persona que queremos llegar a ser? ¿Por qué no podemos dejar de comer esos pastelillos que no nos dejan bajar ni una libra? ¿Por qué es que a pesar de su nuestras mejores intenciones no podemos ser un poco más amables con quienes nos rodean, ni siquiera con nosotros mismos? ¿Por qué no somos ricos ni exitosos a pesar de todo nuestro talento e inteligencia? 

La respuesta a estas u otras preguntas similares es... 'las creencias'. 

En el fondo, la persona tiene una creencia que entra en conflicto con el cambio que quiere hacer en sus vidas. 

La buena noticia es que las creencias pueden cambiarse y así cambiar la realidad. Ampliaremos este tema en las próximas notas, no deje de venir a visitarnos, o bien, suscríbase a nuestro boletín para mantenerse al tanto de las nuevas publicaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante para mi, gracias por comentar!

Alto al Spam

Estimados lectores, el acoso de los spammers ha aumentado considerablemente por lo que debo tomar algunas medidas restrictivas. Por favor, procure que sus comentarios estén relacionados con la entrada, comente con su nombre y no ponga enlaces si no son relevantes, si lo hace, agradeceré que sean inactivos. Espero contar con su comprensión.